jueves, 7 de febrero de 2013

HEROQUEST



Plataforma: PC, Amiga, Atari ST, Amstrad CPC, ZX Spectrum, Commodore 64

Genero: RPG/Juego de mesa

Idioma: Inglés/Castellano.

Después de encontrar en casa de mis padres el mítico juego de mesa Heroquest, me ha cogido una nostalgia tremenda recordando las grandes tardes que pasaba jugando a matar goblins y demás bichos de las catacumbas. La verdad que el recuerdo de aquella época es grandioso, en los inicios de los 90 había Heroquest por miles de casas, se vendieron una burrada de ejemplares, y Gremlin Graphics aprovecho el filón para sacar una versión en formato videojuego para un buen puñado de consolas y ordenadores de la época.




El videojuego toma todas y cada una de las batallas del tablero, acercando así al jugador a las mismas batallas acontecidas pero delante del ordenador.

Somos cuatro valerosos aprendices de héroes, bajo el tutelo de Mentor, un gran mago que antaño luchó y ayudo a mantener la paz en el reino. Mentor nos cuenta que Morcar, el líder de las tropas enemigas, antiguamente fue aprendiz suyo, pero la codicia y la inexperiencia le hicieron convertirse en el malvado mago que ahora es. Morcar vuelve a tener el ejército preparado para atacar nuestras tierras, y ha llegado la hora de curtirnos en batallas y así poder demostrar si somos los próximos héroes del reino.

Así empieza nuestra aventura que nos narrará a base de fondos estáticos con alguna animación muy pixelada de la época la introducción del juego, lástima que el final solo sea a base de texto, se podría haber puesto alguna pequeña ilustración. También podrían haber traducido el juego como dios manda, porque almenos la versión que yo tengo, viene con textos en inglés e iconos en castellano, algo muy raro y cutre.

Al empezar la partida podemos elegir llevar los cuatro jugadores, enano, elfo, barbaro y mago cada uno con sus pros y contras, y el ordenador ara de master de la partida o lo que es lo mismo, de malo. La gracia de esta versión frente a la de mesa, es que aquí podremos llevar a los cuatro jugadores nosotros mismos o incluso jugar con cuatro amigos e ir pasando el turno cuando le toque a cada jugador, aunque dudo mucho de esta última opción.

El funcionamiento es igual al del juego de tablero, funciona a base de turnos y dependiendo de unos dados virtuales se realizaran los movimientos y los ataques. Al acabar nuestro turno empezara el del enemigo, pero este no se moverá, ni se dejara ver en el tablero, hasta que no lo tengas a la vista de algún héroe. Nuestras acciones principales serán movernos, atacar, usar objetos, buscar tesoros o trampas y solo podremos usar dos por turno. Los encuentros con los enemigos también serán con tiradas de dados de forma aleatoria, generando un combate rápido.

Las misiones serán de varios tipos como rescatar y traer sanos y salvos a varias personas, derrotar a cierto personaje o encontrar algún tesoro perdido o robado.

Tendremos bastantes enemigos, y la dificultad y duración es elevada, aunque me ha extrañado que desde el principio, te dejan elegir nivel de juego, y poder intentar acabar con el jefe final, ahora eso si poder terminar la misión ya es otra historia, porque necesitaremos dinero que se gana en las misiones para después poder comprar mejores objetos y armas, sin esto nos machacaran.

Gráficamente el juego luce una vista isométrica que le queda la mar de bien, uno sprites grandes en pantalla y unas simples pero justas animaciones, Gremlin dio la talla en este apartado, intentando hacerlo lo más calcado al juego de tablero posible, y con los recursos de la época, lo consiguieron.

Hubo diferentes versiones del juego dependiendo de la plataforma en que llegó, los resultados fueron muy dispares, las mejores versiones se quedaron en PC y Amiga por supuesto, aquí tenéis una comparativa:

PC
AMIGA
ATARI ST
COMMODORE 64
AMSTRAD CPC
ZX SPECTRUM


El sonido es un apartado un poco maltrecho, el juego luce dos melodías durante la aventura, la primera es algo aburrida y chirriante al igual que los inaguantables efectos, (Dios cuanto hemos mejorado desde entonces) pero la segunda melodía me ha parecido hasta buena y todo.


Conclusión:

Un juego solo destinado para los más fanáticos del Heroquest, o los que en su día jugaron al juego de mesa como yo y quieran volver a vivir la misma magia pero en formato digital.

+Todo lo bueno del original en versión videojuego

+Buena ambientación fantástica, la vista isométrica es un acierto

-Si no eres fan de la saga: te aburrirás en cinco minutos, odiaras su dificultad, lo encontraras simple como juego de rol…

-Los efectos de sonido muy arcaicos y mal implementados

-La pésima semi-traduccion







SPOILER FINAL DEL JUEGO

4 comentarios:

  1. Yo con este juego solo me he hechado vicios al tablero. es mas si busco por el tratsero seguro que todavía esta todo guardado ya que estos juegos los tengo en buen estado.
    Tendre que probar algunas de las versiones que muestras ya que me parecen interesantes.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te llama el gusanillo almenos pruébalo, ni que sea por haber tenido el original, que seguramente ese te dará mucha más pereza sacarlo y limpiarle el polvo, el mío estaba llenito, y hasta lo estoy restaurando.

      Eliminar
  2. Que grandes recuerdos me trae este juego, en su día me vicié mucho con mis primos al original, el de mesa, y la verdad es que nos lo pasábamos teta.

    Eso si, no termina de llamarme demasiado la atención la adaptación a videojuego, me da la impresión de que sería lo típico que jugaría por nostalgia y a la postre me llevaría una decepción enorme porque no sería capaz de transmitirme las sensaciones que me vienen a la cabeza al hablar de HeroQuest.

    No puedo evitar ser escéptico, pero ya me ha pasado más de una vez de acercarme a un juego que en su momento se valió casi exclusivamente del atractivo de su licencia, probarlo décadas después y, "gracias" a la nostalgia, ser una experiencia negativa.

    Aún así me ha parecido un artículo de lo más curioso, un juego que desconocía absolutamente su existencia en formato videojuego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La nostalgia nos juega habeces malas pasadas, y en este caso dependera solo de ti y de tus gustos, pues te puede dar un gran batacazo en cuanto lo pruebes.
      Yo he superado la prueba, pero bueno, yo soy un caso un tanto especial, jajaja me lo trago casi todo.
      Eso si, nadie negará esas grandes tardes al original de mesa, rodeado de amigos o familiares, que han calado muy hondo en una generación entera.
      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge