lunes, 4 de marzo de 2013

WARHAMMER DARK OMEN


Plataforma: PC/PlayStation (1998)
Género: Estrategia
Idioma: Ingles
Desarrollador: Mindscape

La segunda incursión del mundo de Warhammer en los videojuegos apareció 3 años después, con una nueva historia, muchas novedades en el CD-ROM y con un planteamiento muy parecido al primero, además de salir para las mismas plataformas que este.

Nos volvemos a poner en la piel del mercenario Morgan Bernhardt, que está eliminando a un grupo de Goblins que atacaban a un pequeño poblado, mientras tanto al sur está resurgiendo un antiguo Rey de los No-Muertos en las tierras del Imperio.

El emperador pronto nos llama para acabar con las tropas de Orcos  que vienen desde el sur, que más tarde nos daremos cuenta que están huyendo de un peligro mayor, un gran ejercito de No-Muertos que se está empezado a erigir desde el alzamiento del nuevo Rey. Y vamos este será nuestro verdadero objetivo durante nuestra aventura, donde tendremos que lidiar con muchos enemigos y conseguir ayuda de otros regimientos.
La historia nos será contada con bonitas escenas CGI de un gran nivel para la época, así como grandes conversaciones antes y después de las batallas entre los generales de los ejércitos, que ayudan a la inmersión de la historia, eso sí, en inglés.


Los grandes aficionados al mundo de Warhammer se deleitaran con personajes conocidos, y localizaciones auténticas, cosa que agradecerán.

Gráficamente el juego ha dado un salto muy bueno, y se ha mejorado prácticamente todo desde el arcaico sistema 3D del Warhammer SOTHR. Ahora con la llegada de las aceleradoras 3D de 1998 el juego luce realmente espectacular, sobre todo si somos los poseedores de una mítica 3DFX, la tarjeta por excelencia en aquellos años. Ahora podremos rotar el escenario y hacer zooms para ponernos la vista lo mas cómoda posible, las unidades siguen siendo sprites, pero pegan muy bien, están bien animados y hay cientos de ellos en pantalla, en los últimos niveles es realmente espectacular el número de ellos a la vez.

Los efectos de magias han subido de nivel, ahora las explosiones y ataques especiales están realizados a base de explosiones de pixels elegantemente representadas, soldados que salen volando al quemarse, pequeños terremotos, rayos atravesando ejércitos, bolas de fuego etc…

Los menús e ilustraciones del juego han sido dotados de gran detalle, todas las unidades detalladas y con unos fondos a libro antiguo muy acertados.

Comparando las dos versiones entre PC y PlayStation hay que decir que esta vez no se repite lo del anterior juego, y la versión PC esta un pasito por delante de la versión consola, mejor resolución y ligero frame rate mejorado, pero si instalamos la versión con tarjeta 3DFX la cosa se dispara, todo funciona como la seda y con un suavizado de texturas fantástico.
PC
PlayStation

Jugablemente ha mejorado y pulido mucho el anterior título, ya que el interfaz era horrible y la jugabilidad no del todo buena. Pues Mindscape se percató de todo esto y ha dado fruto a un intuitivo control, a base de utilizar el ratón, y donde las acciones son todas mucho más fáciles de activar, así como los poderes y ataques especiales. Cuando llevemos un par de misiones seremos totalmente conocedores de todas las opciones del juego.


En el campo de batalla podremos mover, atacar, atacar a distancia, magias, poderes especiales, girar unidad, todo esto tendremos que tener en cuenta, las diferentes velocidades de cada unidad así como las dificultades 3D del terreno, como subir o bajar colinas, cruzar ríos y demás obstáculos.

Las misiones están preparadas para dar estrategia al asunto, el enemigo siempre intentara atacarnos desde posiciones superiores y podrá emboscarnos, nosotros deberemos ser rápidos ya que es a tiempo real, y cubrir a nuestros magos de ataque directos, ya que son los más débiles, y entonces atacar al ejercito con unidades que sean siempre superiores, como por ejemplo un grupo de caballería será superior a un grupo de arqueros a cuerpo a cuerpo, o sino siempre intentar utilizar primero los ataques de los arqueros y al estar cerca atacar con la infantería.

Hay muchas posibilidades y el juego ha subido en opciones y diversión, y las misiones seguirán siendo partidas de alrededor de 20 minutos, pero tranquilos que hay muchas y variadas, así como varias bifurcaciones que nos darán extras suculentos si las superamos. La dificultad de estas va de fácil hasta nivel inhumano, la verdad que al final se hace bastante inaccesible para cualquier mortal, porque como el anterior juego, si no vas cuidando tus unidades cada vez tienes menos aliados y llegas a los combates totalmente diezmado y es imposible terminar las últimas misiones.

El menú de finalizar misión es ahora más intuitivo y opcional, ahora podremos subir de nivel nuestras unidades, y aumentarles la armadura y las habilidades que pueden llevar, todo un acierto.

El apartado sonoro acompaña perfectamente al título con buenas melodías, aunque acaban siendo siempre las mismas, y se hacen algo repetitivas. Las conversaciones son buenas aunque estén en perfecto inglés, y los efectos en batalla como los gritos y demás dan un buen realismo.


Conclusión:

Warhammer Dark Omen es un muy buen juego de estrategia y un imprescindible para los amantes del mundo de Warhammer, una actualización del primero en todos los sentidos que me ha hecho disfrutar en muchos aspectos.

+Gráficamente delicioso (mejor con 3DFX)

+Jugabilidad a la altura de su nombre

+Opciones de personalización

+Buena historia y grandes cinemáticas

-Dificultad final horrible

-Algunos pequeños problemas de I.A. entre movimientos de unidades al cruzarse muchas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge