lunes, 24 de abril de 2017

ZELDA BREATH OF THE WILD


Salvar a la princesa y junto a ella a tu tierra de un cataclismo, es así como siempre (o casi siempre) nos ha puesto en la excusa Nintendo para controlar a Link, el elfo capaz de cambiar la historia.

Nos adentramos en nuestra primera hora de juego en un mundo mágico y especial como solo Nintendo sabe enseñar, Link sube una colina y nos invade el hype por el cuerpo, lo que vemos en el horizonte nos crea una sensación de aventura fantástica, llena de amor a los videojuegos.




Desde esa primera hora hasta el final de la aventura no paramos de tener experiencias satisfactorias, la historia esta mejor contada que nunca, dando dramatismo a la aventura, pero sin cinemáticas extensas, sencillo y eficaz.

La jugabilidad es desbordante, Nintendo lo ha vuelto hacer, a su manera, ha cogido prestado cosas de otros sandbox y lo ha implementado en el mundo de Zelda, pero solo lo que añade valor, simplificandolo pero al mismo tiempo dando una visión diferente y creíble de un mundo fantástico, practicamente todo lo que te imagines lo podrás realizar.


El juego es largo y difícil si queremos sacarle todo el jugo, pero la curva de dificultad es deliciosa, invitando al jugador a explorar y utilizar más mecánicas ingeniosas, ayudándonos ha sacar lo mejor de nosotros a vuelta de tuerca con nuestros cocos, y satisfaciéndonos como pocos juegos logran, al conseguir pasar los retos que nos plantean.

Gráficamente Nintendo vuelve a exprimir sus máquinas como nadie más lo hace. WiiU  saca pecho de un engine gráfico recargado, con un gusto por el arte utilizado extremo. Para mí el mejor juego en este apartado de todo el bonito catálogo de esta consola, es digno de admirar lo que han conseguido. Sí que es verdad que en ocasiones el juego sufre en rendimiento, pero no es algo catastrófico y en seguida te olvidas cuando paseas por un mundo como el que han conseguido recrear.

A nivel sonoro no es que destaque sobremanera, pero todos sus apartados son perfectos, con melodías remezcladas clásicas, momentos de silencio que ayudan en momentos tranquilos, y sonidos de efectos especiales para relacionar cualquier situación diferente.

Conclusión:

Estamos ante un juego que en los años venideros se hablará como un estandarte de como se debe realizar una aventura, como saber tocar la fibra al jugador con un título actual y consiguiendo lo que las aventuras de antaño te daban, una magia especial que solo unos pocos juegos consiguen calar dentro de ti. Este Zelda Botw se ganará con los años el estatus de juego de culto, de maravilla para el recuerdo, me quedo sin calificativos ante lo que para mí es tan difícil de conseguir hoy en día, en esta industria muy trillada ya de fórmulas cansadas y de grandes empresas que buscan el dinero fácil, aún nos quedan sagas como esta que nos dan esperanzas para soñar con el futuro.

+Un 10 para este Zelda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Badge